elegir

A veces me pregunto, cuántas vueltas dí, cuántas vueltas me dieron , o simplemente cómo llegué a este lugar. Nada detiene los momentos, sus sucesiones, la forma en la que se tropiezan los buenos con los malos.
Y de todo ese cóctel se basa lo que sos hoy, lo que soy, lo que somos. 
Se huye de tantas cosas, que escapar de uno es literalmente dejar de existir. 
Ningún defecto más nocivo que la propia cobardía, esa misma que se disfraza de "destino".
La mejor forma de triunfar por sobre los recuerdos convertidos en fantasmas es tener conciencia y asumir que lo que nosotros somos y hacemos hoy, no es más que lo que elegimos.
Más allá de las posibilidades con las que contaste, lo que te trajo hasta acá es ni más ni menos que lo que quisiste para vos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario